¿Qué es la Eficiencia Energética?

0
1499

La Eficiencia Energética tiene como objetivo reducir las emisiones de CO2 y reducir la cantidad de energía consumida aplicando una serie de medidas de diseño arquitectónico, elección de materiales, instalaciones eficaces, sistemas de recuperación de energía, sistemas de producción energética a partir de fuentes de energía renovables. Y como resultado final se consigue la protección del medio ambiente.

La consecuencia directa de la Eficiencia Energética es el ahorro energético, lo que se traduce en una menor emisión de CO2, convirtiéndose en un elemento estratégico indispensable para el desarrollo sostenible de nuestra sociedad y sin disminución de la calidad, productividad o seguridad física de las personas.

Así que no olvidemos que la Eficiencia Energética es un elemento crucial para frenar el cambio climático.

La eficiencia energética aplicada a la arquitectura, trata de reducir al máximo el consumo energético del edificio y procura producir la mayor cantidad posible de energía, de modo que el edificio se aproxime a un balance energético nulo o que sea incluso productor de energía.

Aunque parezca utópico, son las directrices que ha marcado la Comisión Europea y que debe verse cumplido para edificios públicos en el año 2020. Los edificios no públicos también deberán ir adoptando estas mismas medidas, poco a poco, de manera progresiva. Una forma de conseguir este objetivo en España, ha sido el endurecimiento del Código Técnico de la Edificación (CTE) de obligado cumplimiento para todas las viviendas de obra nueva y rehabilitaciones mayores. Lo que nos garantiza unas casas mucho más eficientes energéticamente y mucho más sostenibles en todos los sentidos.

Está bien que los Gobiernos tomen la iniciativa en este sentido y nos “obliguen” a ser más sostenibles y eficaces energéticament. El problema es que todavía la eficiencia energética es una elección. Me explico: actualmente no todos los productos que utilizamos en nuestra vida cotidiana son eficientes, es decir, mediante su etiqueta de calificación energética podemos elegir por ejemplo qué electrodoméstico comprar y eso es porque la opción eficiente suele ser normalmente algo más cara, aunque si sabemos buscar entre las prestaciones de las diferentes marcas y productos seguro que conseguimos uno eficiente al precio que estamos dispuestos a pagar. Y lo mismo pasa con la iluminación, la diferencia de precio entre las bombillas normales y las de bajo consumo era abismal, gracias a la llegada de la iluminación LED, se han acortado esas diferencias de precio, lo cual es otro pasito que nos acerca a ser más eficientes energéticamente.

Es muy importante que aprendamos a reducir nuestro consumo, a cambiar nuestros hábitos y a convertirnos en usuarios eficientes de energía. ¿Crees que realmente somos conscientes de la energía que desperdiciamos a diario?, ¿y cómo afecta ese consumo en nuestro medio ambiente? Sin duda tenemos que aprender a ser eficientes con la energía que consumimos y lo primero es tomar consciencia de ello.

Por lo que podríamos decir que la eficiencia energética es, de momento, un tema de conciencia medio ambiental. Pero hay que tener en cuenta que, no sólo se amortiza rápido, sino que un producto eficiente repercute directamente en tu bolsillo. Si adoptamos nuevos hábitos de consumo eficientes y aprendemos a utilizar la energía justa que necesitamos, contribuiremos a cuidar nuestro medio ambiente, mientras ahorramos y ¡¡eso es una doble ventaja que no podemos dejar pasar!!.

¿Te ha gustado este artículo?
Recibe nuestras próximas publicaciones suscribiéndote aquí:

Acepto las condiciones de privacidad.